Para los bailaores de flamenco que practiquen el taconeo en sus hogares, para los más pequeños de la casa y su frenética actividad durante todo el día (y la noche…), para músicos y artistas, para la gente que como nosotros exigimos un volumen audible en el televisor, o simplemente, para aquellos que lidien con vecinos a los que no se les puede importunar ni con el sonido de la respiración, el aislamiento acústico de pisos se plantea como una verdadera necesidad llegados a ciertos límites para terminar con los problemas de ruido que uno mismo emite, por lo que en este artículo veremos como insonorizar un suelo por nosotros mismos.

Factores a considerar antes de Insonorizar un Suelo

Igual que ocurre en la insonorización de techos, para el aislamiento acústico de suelos debemos tener muy en cuenta el ruido de impacto y la transmisión estructural del mismo, ya que a diferencia del ruido aéreo, el ruido por impacto es más difícil de mitigar debido a su mayor intensidad y propagación directa. Por ello, de nuevo buscaremos un sistema efectivo mediante la combinación de los materiales más indicados.

De nuevo, disponemos de una amplia variedad de materiales en el mercado para el montaje de un sinfín de sistemas acústicos distintos. Partiendo del siguiente ejemplo, como sistema estandarizado para la solución a problemas de impacto moderado y la transmisión de ruido aéreo, procuraremos ofrecer diversas alternativas más adelante, aunque en todas ellas perderemos una altura considerable que deberá contemplarse de inicio.

Materiales Necesarios Para Insonorizar un Suelo

Nota: A pesar de la gran variedad de amortiguadores que nos ofrece hoy el mercado de materiales acústicos, para el montaje del sistema acústico planteado haremos uso de los amortiguadores…, dadas sus demostradas cualidades y la facilidad para encontrarse en el mercado debido a su gran volumen de ventas.

Lo cierto es que no tendremos problema alguno en conseguir tanto los materiales citados como algunas de las variantes de cada producto que ofrecen otras casas, a través de puntos de venta y distribución de materiales para sistemas constructivos y acústicos. Los tableros de dm podrán adquirirse o bien en cualquier carpintería o bien en grandes almacenes enfocado al bricolaje. Una vez dispongamos de todos los materiales, daremos paso al debido montaje del sistema acústico siguiendo los pasos descritos a continuación, procurando ser cuidadosos en la instalación de cada producto para lograr los mejores resultados posibles.

Pasos para el Montaje de un Suelo Insonorizado

Paso 1 – Preparación del Terrno

Antes de insonorizar el suelo de cualquier estancia, hemos de tener presente que la altura del piso aumentará en unos cuantos centímetros, como es lógico. Concretamente, para este sistema acústico perdemos aproximadamente unos 8/9 cm de altura, por lo que tendremos que cortar tanto las puertas como las tapetas de los marcos para ajustarlos y permitir la instalación de éste o cualquier otro sistema constructivo.

También tendremos en cuenta instalaciones eléctricas y la altura de mecanismos o enchufes, ya que según cual sea su disposición será necesario desplazarlos. Finalmente, suelos flotantes de parquet o moquetas y zócalos deberán ser retirados antes de la insonorización del suelo, a fin lograr unos resultados óptimos.

Paso 2 – Replanteo de las Bases de Goma

Para el replanteo de los amortiguadores en el suelo empezaremos marcando dos líneas a escuadra a lo largo y ancho de la sala, partiendo de una línea paralela a la pared más larga de la estancia. Estas marcas iniciales nos servirán tan solo como referencia, así que podremos delinearlas donde más nos convenga. El replanteo del perímetro lo dejaremos para el final, ya que deberá ajustarse en cierta medida al replanteo general.

Nota: Si las paredes no están a escuadra, algo bastante común en estudios de música, se recomienda partir con los paneles de dm en paralelo a la pared más larga separándonos de las paredes laterales, dejando su encuentro para el final con el objetivo de facilitar la medición y el corte de los acabados. Dejaremos una distancia prudencial para evitar pequeños retales que dificulten el corte del dm y su colocación.

Según las dimensiones de la estancia, definiremos el replanteo de los tableros de dm a nuestra mayor conveniencia, teniendo en cuenta que la disposición de los amortiguadores deberá coincidir con las juntas de cada tablero. Una vez sepamos dónde colocaremos cada uno de los tableros, empezaremos con el dibujo de una cuadrícula con líneas a cada 60cm ayudándonos de la escuadra inicial como líneas de referencia.

Nota: La distancia entre las bases de goma podrá modificarse en unos pocos cm. a fin de ajustar la disposición de los amortiguadores a las medidas del dm. Por ejemplo, si el corte del dm nos viene dado a 122×244 cm, respetaremos una distancia de 61×61 cm en las líneas de la cuadricula, haciendo coincidir los márgenes de cada tablero con el centro de las bases de goma.

Obviamente, cada punto de encuentro en la cuadrícula representará la posición de cada amortiguador. Para el replanteo del perímetro, colocaremos una base de goma en cada línea marcada separada a unos 2cm de cada pared, comprobando que la distancia que mantiene con la siguiente goma no sea mucho mayor a 60 cm. En las esquinas de la estancia y en los vértices de pilares colocaremos una goma sin considerar el replanteo.

Paso 3 – Sujeción de las Gomas y Colocación de la Lana de Roca

Una vez replanteadas las bases de goma, procederemos a su fijación a la superficie siguiendo el sistema establecido por cada marca. Los amortiguadores TS-80 de Senor cuentan con un orificio central para su fijación mediante tornillos sin generar puentes acústicos, aunque sea cual sea el modelo de goma que vayamos a utilizar, también pueden fijarse a la superficie del suelo con cola si es factible.

Con las bases de goma fijadas al suelo de origen, ya podremos colocar la lana de roca cubriendo toda la superficie, cortando tan solo los huecos necesarios para no solapar el material sobre los amortiguadores. Con el uso de un cúter, realizaremos los cortes precisos sin dejar huecos entre la lana de roca y las bases de goma, un proceso francamente sencillo pero al que debemos prestarle la debida atención.

Paso 4 – Colocación de la primera capa de Tableros DM

Acto seguido, ya podemos colocar los tableros de dm sobre las bases de goma, simplemente dejándolos reposar sobre los amortiguadores. Empezaremos por la parte central de la estancia, dejando la colocación de los retales para el final. Para la unión de tableros entre sí, formaremos un cordón de silicona en los cantos de cada pieza para asegurar la estanqueidad del conjunto mediante un sellado con cierta elasticidad.

Es importante que los tableros apoyen en sus márgenes aproximadamente hasta la mitad de cada amortiguador, permitiendo que el siguiente tablero apoye sobre las bases de goma por igual. A fin de fortalecen el conjunto, la segunda hilera de tableros se colocarán a rompe-juntas respecto a la primera. En el encuentro con las paredes, dejaremos una pequeña holgura de 3/5 mm para evitar problemas de dilatación.

Paso 5 – Colocación de la Membrana Acústica

Ya con la primera capa de tableros de dm instalada sobre los amortiguadores, procederemos a la colocación de la membrana acústica para cubrir el conjunto. Para ello, llevaremos los rollos hasta uno de los extremos del local y simplemente estiraremos del extremo para extender el material sobre los tableros, como si de una manta se tratase. Esto nos facilitará trabajar con un material pesado de forma cómoda y práctica.

Solaparemos la membrana unos cm. sobre las paredes por todo el perímetro, preparando así el encuentro de la siguiente capa de dm contra el material para reforzar la estanqueidad. Deberemos ser muy cuidadosos en las uniones de la membrana, no dejando hueco alguno pero tampoco solapando en ningún punto, evitando además cortes innecesarios de las láminas o coincidencias en las juntas entre materiales.

Paso 6 – Colocación de la segunda capa de Tableros DM

Para la colocación de la segunda capa de tableros ya habremos perdido de vista el replanteo de las bases de goma, pero si hemos colocado como es debido la primera capa de dm, no habrá ningún problema en apoyar de forma aleatoria la siguiente capa por encima. Eso sí, de nuevo procuraremos romper juntas no solo entre hileras de tableros, sino además respecto con las juntas de los tableros de la primera capa.

Una buena forma de lograrlo es cambiar la dirección de los tableros, por otra parte reforzando así la solidez del conjunto. Para la unión de las piezas, volveremos a aplicar un cordón de silicona en los laterales de cada pieza. Los encuentros con la pared se colocarán por último, y una vez cubierto el suelo por completo, uniremos los tableros con las capa inferior mediante puntas de 3 cm para evitar el desplazamiento del dm.

Paso 7 – Remates Finales y Acabados

Finalizados los pasos necesarios para el aislamiento acústico de los suelos a insonorizar, solo nos queda cuidar de algunos remates y terminar colocando una superficie acabada. En primer lugar, sellaremos los encuentros de los tableros en las paredes con silicona, antes de cortar el sobrante de membrana acústica que habíamos solapado para mejorar la estanqueidad del conjunto. Una vez seca, cortaremos la membrana.

A continuación, ya podremos cubrir las superficies del suelo con los materiales escogidos para el acabado. El parquet, las moquetas o las baldosas plásticas son algunas de las alternativas más recurrentes a la hora de rematar este tipo de suelos. Alcanzada ya la altura final del conjunto, ya podremos volver a colocar las puertas y las tapetas de los marcos, cortadas claro está a fin de ajustarlas a la nueva altura de los suelos.

Consejos finales

En casos extremos, siguiendo los pasos establecidos en los sistemas constructivos planteados por los mismos fabricantes, será necesario añadir una solera de hormigón de entre unos 8 y 10 centímetros de espesor, a fin de aumentar la densidad del sistema acústico y para aumentar la carga sobre los amortiguadores para que trabajen de una forma más eficiente. No obstante, para mitigar los sonidos directos de impactos producidos por taconeo o pequeños golpes y la transmisión estructural del sonido aéreo, la solución planteada será suficiente para solucionar los problemas de ruido planteados. Aun así, podremos variar el sistema acústico sugerido y ampliar sus prestaciones añadiendo otros materiales al conjunto. Esperamos como siempre haber dado respuesta a algunas de las preguntas más frecuentes a la hora de cómo insonorizar un suelo, y que a partir de ahora os animéis a realizar por dar vosotros mismos los pasos necesarios para lograrlo.

Vídeos Relacionados

Los vídeos siguientes se han tomado como ejemplo para el montaje de sistemas acústicos en suelos flotantes, percibiéndose no obstante algunas discrepancias durante la ejecución de los trabajos realizados según lo descrito en los pasos anteriores. Aun así, los consideramos una demostración práctica y un claro ejemplo a seguir, especialmente por la minuciosidad del trabajador y la calidad de los acabados.